10.1.11

Té de señoras al atardecer.

Uno de los momentos que más me gustaban cuando iba al jardín de infantes, era la hora de tomar la leche. Sí, la merienda.
No porque sirvieran manjares, si solo un  mate cocido con leche con un pancito o galletitas anillitos rosados era todo lo que había. No, no era la comida lo que me gustaba, justo yo que disfruto tanto comer...Pero es que a la hora de merendar, salíamos al enorme pasillo del jardín de infantes, donde en larguísimas mesas con bancos de madera, al mejor estilo comedor de inmigrantes, las tazas azules de vidrio ya estaban dispuestas, y era entonces cuando nos sentábamos, mirábamos el número que traía abajo la taza, y las señoritas empezazan a cantar..."Estamos invitados, a tomar el té. La tetera es de porcelana, pero no se ve. Yo, no sé por qué..." Nadie entendía por qué no se veía la tetera...
Desde entonces, pasaron más de cuarenta calendarios. Es el siglo XXI, y las nuevas generaciones siguen vibrando y sonriendo con las palabras de María Elena Walsh. Algunos dirán como el tema: yo no sé por qué. Pero muchos sabemos que solo cuando alguien pinta con palabras el interior de las personas, el alma toma fresquito, es como si se mirara en el espejo, y encima ¡sonríe! Sí. El alma sonríe al escuchar a María Elena Walsh, en sus canciones y en sus palabras. Desde los adorables "Novios de antaño", hermosa mirada de los años de su infancia en Ramos Mejía, hasta los más  comprometidos artículos recientes. 
Incansable. Inquieta. Inolvidable.
¿Les confieso algo? Yo tengo una corazonada...
Esa mesita vacía, que desde hace tiempo está preparada en el mejor lugar del cielo, estoy segura que esta tarde cálida de verano,se ocupará, cuando María Elena Walsh se reencuentre con Graciela Beatríz Cabal, y juntas, a su manera harán algún acuerdo mágico, para  segui inspirando a más locos enamorados de las palabras. ¡Sí, juntas van a hacer más magia que no sé qué!!
Dos hermosas damas estarán tomando el té, con tacitas doradas, preciosas como las que contaban en sus cuentos, y LA tetera que nadie vio jamás. 
 Brindarán por sus sueños logrados y aquellos que no fueron....Seguramente,harán chin-chin y  con un guiño cómplice de sus bellos ojos azules, confesarán mútuamente: "Fue una linda vida...Es una linda vida" y seguirán cuenteando en el cielo...

“Si tienes un sueño

y lo quieres alcanzar
sueña despierto y decídete a volar
deja que te guíe con su luz la libertad.
Vuela con las alas que tan solo un sueño da...
Ni el viento furioso
ni la oscura tempestad
podrán detenerte si te animas a volar
y cuando lo alcances otro sueño seguirás
Porque lo mas bello de los sueños es volar.
Tuyo es todo el cielo
y su eterna inmensidad
sabes que tu puedes
y lo tienes que intentar.
Llega al arco iris
pero sigue más allá
Porque lo mas bello de los sueños es volar...”
María Elena Walsh Galería de imágenes El Argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada